Entrada de SS. MM. CS. Carlos IV y Maria Luisa en Barcelona la tarde del once de septiembre de 1802

La ‘”Entrada de SS. MM. CS. Carlos IV y Maria Luisa en Barcelona la tarde del once de septiembre de 1802″ es una pieza de gran formato que hace 24x210cm y que pertenece a la colección Domènech – Ballester y es una tipología rara en Catalunya que situamos en el pre-cinema y que está entre el rollo y el leporello o libro acordeón.

Se representa la entrada de Carlos IV, María Luisa Godoy el 11 de semptiembre de 1802 en Barcelona por el portal de Sant Antoni, como era costumbre, pasando primero por la glorieta escortados por las “fuerzas vivas” civiles, militares y eclesiásticas. En la iamgen se ven los protegonistas. A los nobles locales no se les ocurrió mejor idea que tirar del carro real, lo que se convirtió en el hazmerreír de los espectadores que los trataron de ¡burros!

El diseño y el grabado fueron de Bonaventura Planella y estaba pensado entre la exhibición aristocrática y como juguetes de niños pudientes. De esta tipología de grabados de entradas reales se tiene precedente en Europa des del s. XVI. En Catalunya encontramos estos rollos a partir del s.XVIII y se realizaban en xilografía, más estrechos y largos, y con temas de procesiones.

Contextualizada la pieza, hablamos un poco de su estado de conservación en el momento en que entra en el taller. Hemos comentado que esta pieza estaba pensada para ser un juego infantil y esto podría explicar el mal estado en el que estaba cuando llegó. La pieza estaba tan deteriorada (desgarros, pérdida de soporte, bocados de roedor…) que ya había sido intervenida con anterioridad, tanto por el anverso como por el reverso, donde había encoladas las páginas de una revista.

mossegades de rosegador

Deterioro provocado por un roedor.

revista enganxada

Revista pegada al reverso.

Visto el estado de conservación, se propone la limpieza de la pieza, la eliminación de las reparaciones anteriores y la consolidación de desgarros y pérdidas de soporte. Empezamos, como siempre, con una limpieza mecánica en seco con gomas de distintas durezas, empezando por la esponja de humo.

El paso siguiente es eliminar las reparaciones anteriores porqué provocan tensiones en la pieza y la perjudican. Para esto debemos saber con qué podemos reversibilizarlas, y por eso hacemos pruebas en el adhesivo que, como sospechábamos, resulta ser cola proteica y es reversible con agua.

Como tenemos muchos soportes secundarios encolados en el reverso y sabemos que la cola es soluble en agua, lo mejor es proceder con una limpieza en húmedo por inmersión, pero antes es necesario saber si las tintas aguantarán el contacto con el agua o bien se disolverán y perderemos toda la información.

Se deben hacer pruebas de solubilidad de TODOS los elementos sustentados. En este caso la mayor parte de la obra es grabado con tinta grasa que en principio no debería ser soluble al agua, pero también tiene un sello que debe comprobarse. Los sellos acostumbran a ser un problema.

Una vez tenemos la certeza que no desaparecerá nada que no queramos hacer desaparecer, trasladamos el grabado a la pila para la limpieza por inmersión que disolverá la suciedad y los ácidos solubles de degradación. Aprovechamos para retirar todos los papeles pegados en el reverso.

Tenemos el rollo fragmentado en las cinco láminas originales.  Cuando todavía están mojadas las laminamos individualmente con un papel japonés encajando antes los desgarros que tenga. Esto dará una base sólida al papel que estaba debilitado y nos permitirá trabajar en ello durante la consolidación.

El papel de laminación de base es fino y lo que hacemos es encolar múltiples capas en las pérdidas de soporte para conseguir un grosor y un tono similar al original. Encolamos capas por el anverso y eliminamos el excedente, así la pérdida queda a nivel y no se aprecia ningún cambio en la superficie. Después unimos los cinco fragmentos.

Procedemos con el retoque cromático con acuarelas y lápices de colores para harmonizar visualmente la pieza. Lo hacemos porqué los ojos no se centren en las pérdidas de soporte reintegradas y podamos disfrutar de la pieza en su esplendor. Ojo! las pérdidas no nos las inventamos, en este caso aprovechamos que en el AHCB hay una pieza idéntica y la usamos como guía.


Y aquí tenéis la fotografía del antes y el después de la restauración:
Entrada reial abans de la restauració

Entrada real antes de la restauración

Entrada reial després de la restauració

Entrada real después de la restauración

---

(*) La confidencialitat i la discreció és una de les nostres prioritats; és per això que les peces publicades compten amb el consentiment dels seus propietaris o responsables de custodia.

---

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies