Equipo básico (I) – Materiales para intervenciones mínimas

La serie de entradas bajo el título Equipo básico” pretende explicar brevemente cuáles son los materiales que debería haber en un centro que trate documentación gráfica y consta de tres puntos:

  • Equipo básico (I) – Materiales para intervenciones mínimas
  • Equipo básico (II) – Material de autoprotección
  • Equipo bàsico (III) – Plan para desastres

.

Ésta serie de entradas no capacita a quién las lea a realizar intervenciones sobre el patrimonio documental. Su objetivo es simplemente explicar unas pautas básicas y siempre se recomienda la asesoría de un técnico especializado en conservación y restauración patrimonio documental y obra gráfica antes de afrontar un proyecto de estas características.

Tenemos que recordar que estas intervenciones se llevan a cabo cuando la conservación preventiva no ha sido eficaz o no ha existido, y debemos ser muy conscientes que todo lo que modifiquemos en la pieza será irreversible y por tanto estaremos dejando una huella que podrá alterar su estabilidad en un futuro.

De todas las intervenciones que lleva a cabo un técnico conservador – restaurador hay unas cuantas que pueden ser realizadas por el personal del archivo, la biblioteca, el museo o el mismo coleccionista. Son primeras intervenciones muy básicas que facilitan la higiene del fondo documental y gráfico y que, por lo tanto, son elementales para su buena conservación. Existen cuatro procedimientos básicos:

  • La limpieza en seco es una de las principales intervenciones directas que se realizan sobre cualquier tipo de bien cultural. Sirve para eliminar la suciedad más superficial y se lleva a cabo con una paletina, un aspirador de filtros HEPA y gomas de diferentes durezas (primero con la goma de humo que no es nada abrasiva y no deja residuo, luego con una goma un poco más dura como la Staedtler y finalmente una goma más dura). Tenemos que tener en cuenta que el proceso de limpieza es IRREVERSIBLE: toda la información que eliminemos del documento durante este proceso será imposible de recuperar, como por ejemplo anotaciones a lápiz, pequeñas semillas, muestras botánicas, polvo secante de las tintas… Es recomendable guardar todas estas evidencias históricas en bolsas “zip” y guardarlas documentadas.

.

  • La desinfección se realiza en aquellos documentos que han sido afectados por microorganismos. Se lleva a cabo en primer lugar con un aspirador de filtros HEPA, una mixta de alcohol y agua (70%-30%) impregnada en papel absorbente o bien vaporizada. A la hora de usar la mixta es muy importante tener en cuenta que no friccionaremos con el papel absorbente sobre el documento y que las tintas pueden ser solubles y correrse o canviar de color, por eso tenemos que ir con mucho cuidado.

.

  • La consolidación consiste en reparar desgarros o galerías de insectos que pueden provocar daños mayores a los documentos. Se lleva a cabo con unas tiras de papel japonés autoadhesivas una vez hecha la limpieza en seco (si se hace antes la suciedad quedará adherida).
  • El material de protección son los cartones de conservación con los que realizamos cajas y carpetas y los papeles barrera de pH neutro con el que hacemos carpetas y camisas o bien intercalándolo entre papeles que puedan degradarse mutuamente. También consideramos material de protección los papeles secantes y los reemays (tejidos sintéticos no tejidos que evitarán que los originales se peguen a los secantes) que podemos usar para pequeñas catástrofes relacionadas con el agua. Haremos un sandwich: paper secante, reemay, documento, reemay, papel secante.

.

.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies